ASPRO BUSCA ALIANZAS ESTRATEGICAS EN LA INDUSTRIA DE OIL & GAS

 

La reconocida firma del mercado de compresión de gas quiere participar activamente en el desarrollo del sector hidrocarburífero. A través de su división de Oil & Gas, fabrica y comercializa tres tipos de equipos 100% nacionales: de well head, de gas lift y de recupero de gas de venteo.

 

Con 33 años de experiencia en el mercado de la compresión de gas, tradicionalmente Aspro se especializó en la provisión de gas natural comprimido (GNC) a estaciones de servicio. “Hace un par de meses llegamos a vender el compresor número 5.000, lo que da cuenta de nuestra trayectoria y crecimiento en los 45 países que cubrimos”, comenta Gustavo Frontera, gerente comercial de la compañía.

Desde hace un año, la casa matriz de la firma se localiza en el partido bonaerense de Tigre, donde controla una planta de más de 7.000 metros cuadrados (m²) de superficie. “Más allá de las implicancias de la mudanza que llevamos a cabo, nunca dejamos de fabricar equipos”, destaca el directivo.
La organización cuenta, además, con una amplia red de representantes que le permitió expandirse de manera significativa a escala global. “La crisis internacional del GNC durante los últimos dos o tres años nos impulsó a desembarcar en el mercado de Oil & Gas. Nos motivó a hacerlo el hecho de que nuestras unidades compresoras son perfectamente aplicables a cualquiera de las soluciones que demanda esta industria”, explica.

Así nació la división Oil & Gas, que esencialmente ofrece tres tipos de productos: de well head (o boca de pozo), de gas lift (que implica la inyección de gas comprimido al pozo) y de compresor de recupero de gas de venteo (para captar gas en pozos exploratorios o que no tienen gasoductos mediante la compresión del recurso, su almacenamiento en un tráiler y su transporte hasta una planta reguladora de descarga).
En el plano doméstico, la expansión de Aspro en este negocio se está dando de la mano de grandes operadores petroleros. “Nuestro equipamiento es especialmente apto para la optimización de la producción en pozos maduros”, indica Frontera.
Un compresor en boca de pozo, acota, saca la columna de líquidos y eleva la productividad. “En Neuquén, por caso, uno de nuestros equipos posibilitó que una producción de 5.000 metros cúbicos (m³) de gas diarios trepara hasta los 25.000 m³ por día”, ejemplifica.

Las unidades de gas lift, añade, se orientan a operadores petroleros que quieren “destapar” pozos, ya que cuando éstos pierden presión, es viable reinyectarles gas y así aumentar esa variable. “Es una tarea de una hora (u hora y media), por lo que no se necesita que el compresor esté operando constantemente (cumplida su tarea, se lo retira y se lo puede llevar a otro pozo)”, precisa.
En cuanto al equipamiento de recupero de gas de venteo, detalla que se utiliza en pozos exploratorios, cuyo comportamiento es incierto durante los primeros meses. “En lugar de ventear ese gas, puede aprovechárselo mediante su compresión y posterior almacenamiento en un tráiler”, completa.

Frontera: “La crisis internacional del GNC durante los últimos dos o tres años nos impulsó a desembarcar en el mercado de Oil & Gas. Nos motivó a hacerlo el hecho de que nuestras unidades compresoras son perfectamente aplicables a cualquiera de las soluciones que demanda esta industria”
Grovas: “Cada vez somos más reconocidos en el mercado petrolero. Ya no nos relacionan exclusivamente con el GNC. Queremos aliarnos con los operadores correctos, consolidar nuevos negocios en la cuenca del Golfo San Jorge y seguir trabajando en la cuenca Neuquina”

Liderazgo sectorial

Amén de despachar innovaciones argentinas a una potencia tecnológica como Japón, Aspro se encuentra muy activa en las naciones de Europa del Este, con varios compresores funcionando en Ucrania (en condiciones climáticas 100% adversas). “Se trata de una zona con grandes reservas de gas, lo que nos abre varias oportunidades similares”, señala Frontera.

Dentro de la Argentina, sostiene, el foco está particularmente puesto en la Patagonia, sobre todo en la cuenca Neuquina y el Golfo San Jorge. “Aunque también cotizamos en el norte del país”, aclara.
A su entender, las nuevas políticas de precios de gas en boca de pozo beneficiarán a la división de Oil & Gas. “Es, en definitiva, un momento bueno para el desarrollo de ese sector. Asimismo, manejamos alrededor de 65% del mercado argentino del GNC (de 2.000 estaciones de servicio, más de 1.300 tienen compresores Aspro). Seguimos liderando el negocio, recibiendo muchas consultas y concretando ventas”, asegura.
En ese sentido, durante el último año la compañía lanzó más de cinco modelos distintos de compresores de GNC que mejoran el caudal, cuentan con módulos inteligentes para detectar la presión de entrada o disponen de chasis más angostos, entre otras mejoras.

Orgullo nacional

A decir de Frontera, Aspro aprovechó estos años en los que el precio internacional del petróleo cayó mucho, diseñando soluciones para cuando se ubique en un rango razonable. “Hoy estamos preparados para colaborar con el desarrollo del sector”, remarca.
La firma se encarga de la ingeniería y el diseño de los equipos, incluyendo la fabricación de las unidades compresoras, que es lo más complejo. “También los paquetizamos en nuestra planta a partir de un proceso integrado (fabricamos más de un 80% de los componentes que utilizamos). La versatilidad que nos da tener ‘todo en casa’ nos permite adaptarnos a las necesidades puntuales de nuestros clientes, ya que cada pozo tiene requerimientos específicos”, destaca Gabriel Grovas, asesor comercial de la empresa.
Teniendo en cuenta la normativa vigente y las condiciones usualmente estipuladas en los pliegos, comenta que a las petroleras les interesa mucho el alto grado de fabricación nacional ofrecido. “Según el motor elegido, ese porcentaje puede alcanzar el 95%. Muchos se sorprenden de que nuestros productos y los repuestos provengan casi íntegramente del país. Esta ventaja competitiva nos permite brindar a nuestros clientes rapidez de respuesta y posibilidades de customización”, resalta el directivo, quien en breve viajará al Golfo San Jorge para reunirse con firmas de la talla de YPF y PAE.
La meta, afirma, es cerrar alianzas estratégicas con operadores de campo. “Cada vez somos más reconocidos en el mercado petrolero. Ya no nos relacionan exclusivamente con el GNC”, celebra.
En el campo, opina, hay dos grandes “cuellos de botella”: la provisión de materiales y la operación. “Por eso queremos aliarnos con los operadores correctos”, expresa.
Será clave, añade, consolidar nuevos negocios en la cuenca del Golfo San Jorge y seguir trabajando en la cuenca Neuquina. “Somos muy optimistas acerca del futuro de esta industria, tanto a nivel local como global”, concluye.

 

Articulo de Revista Petroquimica : http://revistapetroquimica.com/

URL del articulo: http://revistapetroquimica.com/aspro-busca-alianzas-estrategicas-en-la-industria-de-oil-gas/